balneario de caldelas

Vaya al Contenido

Menu Principal

Termalismo Infantil

Tratamientos

La extendida creencia de que los Balnearios son centros para personas mayores se quiebra de raíz en nuestras instalaciones con una clientela que siempre ha existido y que en los últimos años se ha asentado y crecido de forma notable :"Los niños".
Han pasando de representar en el año 2.004 el 8,93% de la clientela privada (fuera de los programas de termalismo) al 27% en el año 2.011.
La inmensa mayoría de nuestros “canijos” acuden por problemas respiratorios (asma bronquial alérgica, bronquitis agudas de repetición, catarros y mocos que se eternizan en la época de frío, rinitis alérgica y sinusitis, etc ),por problemas de oído( otitis media y su sordera asociada ) y/o problemas dermatológicos como dermatitis atópica, eczemas .
   Con los porcentajes arriba indicados se rompen varios tópicos .El primero ,que en un chiquitín de 1 año no  funciona la famosa “sugestión” para curar. Con la cura termal  reducimos exponencialmente la necesidad de medicamentos durante su desarrollo , así como las visitas a los servicios de urgencia durante el año. Pero no nos equivoquemos al pensar que  nuestras técnicas o nuestras aguas minero-medicinales “hacen milagros” , pues hay una serie de pautas fundamentales a seguir para que el tratamiento sea efectivo y que deben comenzar antes de venir al Balneario.

1.- El niño debe estar bien, es decir, sin fiebre y nunca en fase aguda de su enfermedad ni recién salido de ella porque podría recaer .
2.- La época de mayor afluencia es tras la temporada de playa y piscinas, hacia final de verano, porque durante el tratamiento y durante un mes después de rematado, el niño no debe meterse en agua fría  ni exponerse a cambios bruscos de temperatura o  aire acondicionado
3.- Al inicio del tratamiento termal nuestro médico valorará al niño e indicará las técnicas termales que deben aplicársele y la duración. Por norma general, la cura se desarrolla durante dos horas en las instalaciones y un mínimo de 9 días.
4.- Los pequeños están en todo momento con sus papás o acompañantes .
5.- Es normal que al inicio del tratamiento termal el pequeño sufra una reagudización leve de su patología , por lo que es muy importante no modificar la pauta  de sus medicamentos habituales sin consultarlo con el médico. Es fundamental ante cualquier duda, la comunicación de los padres  con el médico del Balneario, o en su defecto los auxiliares.
6.- El estado de cansancio y sueño que se aprecia durante el tratamiento, es común tanto en niños como adultos y totalmente normal.

Con estas pautas , nuestra agua y los tratamientos que aplicamos con ella pueden hacer que  veamos a nuestros “canijos” dos o tres años para luego  perderlos de vista una buena temporada a no ser que vuelvan de visita con una gran sonrisa en la cara.


*Las fotos mostradas en esta pagina son propiedad privada y uso exclusivo para la realización de esta pagina y pertenecen al Balneario de caldelas. Esta Prohibida su copia o reproducción en otro lugar .

Regreso al contenido | Regreso al menu principal