Manténgase informado

En esta página encontrará información periódica con las últimas novedades de nuestro centro.

Nueva presencia en Internet

A partir de ahora, podrá consultar todo lo que desee acerca de balneariode caldelas y nuestra oferta también en Internet. Esperamos su visita a nuestra página.

Fiesta de burbujas y chorros en Caldelas

Una treintena de escolares disfrutan de las aguas termales del balneario tudense

30.05.2015 | 04:55

El grupo de escolares, profesorado y padres, escuchan a la directora, antes de entrar. // E. G.
El grupo de escolares, profesorado y padres, escuchan a la directora, antes de entrar. // E. G.
 
 

Unos 35 alumnos de Infantil de las aulas de Caldelas y Guillarei, del Colexio Rural Agrupado "Mestra Clara Torres" de Tui, se lo han pasado en grande viviendo una nueva experiencia. Muchos son residentes en Caldelas, pero nunca habían entrado en el Balneario. Esta vez lo han hecho mochila al hombro, con bañadores y chanclas, para probar los baños de burbujas en bañeras de mármol, los chorros y saborear una merienda con rosca, zumo y refrescos en la terraza. Quieren repetir.

Llegaron puntuales a su cita con el Balneario de Caldelas. Los 35 escolares de las unitarias de Caldelas y de Guillarei, pertenecientes al CRA "Mestra Clara Torres de Tui", vivieron una novedad acompañados por sus profesoras Begoña y Cruz, de Caldelas, y María José y Puri, de Guillarei, además de padres y madres que también tenían curiosidad por conocer cómo es este centro de salud centrado en agua termal.

Ana Rodríguez Ruíz, directora del Balneario, acudió a recibirles en la entrada, donde los pequeños dijeron a coro "¡venimos a mojarnos!". Pasaron con sus mochilas al hombro al salón principal, que mantiene la solera del siglo XIX. Allí la directora explicó muy por encima las cualidades de las aguas que salen muy calientes de los tres pozos, uno situado junto al río Miño "tenemos agua mágica que cura los mocos", dijo muy explícita. Quedo claro que no iba a mojarse aquel que no se portase bien.

La entrada del batallón infantil fue también un espectáculo para los agüístas, en su mayoría personas mayores que llegan hasta Caldelas para recibir tratamiento mediante el programa del Imserso. Fue evidente que quedaron encantados al ver tanta chiquillería.

Los pequeños contemplaron la sala de ejercicios, con bicicletas estáticas y grandes bolas, en una estancia que también es sala de juegos de mesa, con grandes espejos venecianos antiguos. En la zona de tratamiento les esperaba una casita de juguete y un tobogán, además de bancos corridos para dejar sus mochilas, ponerse el bañador y las chanclas, para comenzar lo mejor de la diversión. Ansiosos por comenzar, lo hicieron de dos en dos, de tres en tres, de cuatro en cuatro, como Pablo, Alvariño, Melinda, Aitana.... Jugaron con las burbujas, dentro de las bañeras de mármol blanco, a temperatura muy grata. No tenían muchas ganas de salir, pero lo hicieron sin armar alboroto, para pasar a la fase del "chorro a presión", que alguno de los niños comparó como "cuando cae mucha lluvia".

Son fases en las que el eficiente personal del Balneario, Eva, Noemí, Lourdes, Oscar y Társila, se volcó para que discurriese en perfecto orden y, además, fuese grata y divertida. La madre de Dylan que ha vivido siempre en Caldelas, explicó que desconocía por completo cómo eran las instalaciones "solo he estado en la cafetería". Un padre dijo conocerlo bien porque su madre acude cada año a tratamiento.

Al final de la fiesta todos levantaron la mano cuando se preguntó quién querría repetir. Para más goce, merendaron con buen apetito rosca con zumo, refresco o agua, antes de volver a clase.

 

BAIXO MIÑO

Jornadas de balneoterapia en Caldelas para tratar patologías respiratorias en niños y adultos

Aguas termales contra rinitis, asma o bronquiolitis

20.03.2015 | 02:10

Una de las pequeñas pacientes que pasaron por el Balneario. // E. G.
Una de las pequeñas pacientes que pasaron por el Balneario. // E. G.
 
 

En el marco de la cátedra de Hidroloxía Médica da Universidade de Santiago y la Asociación de Balnearios de Galicia, el Balneario de Caldelas de Tui acoge hoy y mañana sábado unas jornadas sobre la balneoterapia para tratar patologías respiratorias en niños y adultos. Un grupo de futuros médicos que se forman en la cura termal, conocerán el valor terapéutico de las aguas mineromedicinales en relación a estas dolencias.

El doctor Elías Festa Cayuela, director médico del Balneario de Caldelas, explica que las patologías más habituales que se tratan en los balnearios en caso de personas adultas son la bronquitis crónica y la enfermedad obstructiva crónica (EPOC). "Con los tratamientos termales se logra mejorar tanto el estado de salud como la calidad de vida de los pacientes y se reduce la ingesta de medicamentos", precisa. En el caso de niños, acuden al balneario, sobre todo, por rinitis alérgica, asma infantil y bronquiolitis, apreciándose la mejoría desde el primer tratamiento. Un 40 por ciento de los pacientes del Balneario de Tui son niños.

Baixo Miño

Termalismo sin edad en Caldelas

 

Niños y mayores comparten espacio en el balneario tudense, fundado en el siglo XIX, para recibir tratamientos de afecciones respiratorias o probar sus técnicas de belleza

 
 
 
José Mª López e Isolina, los dos de 92 años. // E.G.
 
 
 
José Mª López e Isolina, los dos de 92 años. // E.G. 
 
 
 
 MULTIMEDIA
 
 
 

El termalismo infantil está en auge. Niños y niñas, desde la más tierna edad, acuden al Balneario de Caldelas de Tui para recibir tratamientos paliativos que mejoran su calidad de vida, al padecer dolencias del aparato respiratorio como son bronquitis y asma, entre otros. Las instalaciones de este establecimiento, creado en el siglo XIX, permiten tratamientos pensados para los pequeños pacientes, a base de aerosoles, inhalaciones, ducha nasal y baño de burbujas.

 
 

EVA GONZÁLEZ - TUI "Traigo a mi hija Noa, con bronquitis. Hace dos días que empezó y he notado que expulsa mucha mucosidad, lo que le ayuda. Antes de venir, no lo hacía", cuenta Carmen Romero, de Randufe (Tui), en referencia a su niña de tres años que se entretiene con unos tentempiés, en la sesión de inhalaciones.

La niña Cris Vicente, de 11 años de edad y vecina de Tomiño, mientas está en el baño de burbujas, cuenta que "tengo asma desde pequeña. Hace dos años que vengo al Balneario y, desde entonces, tengo menos crisis", afirma con una sonrisa. Son dos de las pequeñas pacientes que ya han hecho amistad con el personal del Balneario, donde tienen incluso recinto de juegos.

En el otro extremo de la edad está el matrimonio vigués formado por José María López Martínez e Isolina Méndez Vázquez, los dos de 92 años de edad. "Yo fui jefe de la Seguridad Social en Vigo, hasta que me jubilé, a los 60 años. Estaba en Intervención Territorial", precisa él. Acuden a Caldelas desde hace tres años por "la gran amabilidad de todos y porque hemos mejorado de piel y de reumatismo". Apunta una receta que le ha servido para mantener vivo su matrimonio durante 63 años: "educación, amor, responsabilidad y tener presente que lo que Dios ha unido, no lo debe separar el hombre".

Társila Romero Rodríguez es la fisioterapeuta del Balneario y especialista en tratamientos de belleza, como el lipoláser que acaban de incorporar y que reduce el volumen del cuerpo. Se consigue mediante electrodos con láser de diodo (frío) y "no duele", dice. Se consigue abrir la célula adiposa para que elimine la grasa de su interior. Con el drenaje posterior que se realiza a la paciente "movemos la grasa para que el organismo la libere de forma natural". Otra ventaja es que no existe el efecto "rebote" . En la sala de estar, con mucha clase, están dos clientes asiduos: Josep Altimbras Queralt y Roser Corderroure Pesarrodona, de Rubí (Barcelona), que acuden dos veces al año, desde hace ocho. "Nos encanta Galicia, el Balneario y Tui, con su catedral y casco histórico", cuentan.

 
 
 
 
 

Fidelidad al manantial de salud

Usuarios del Balneario de Caldelas dan sus testimonios sobre la mejora en su calidad de vida

13.03.2014 | 20:47
Usuarios en uno de los tratamientos para vías respiratorias. // E.G.
Usuarios en uno de los tratamientos para vías respiratorias. // E.G.
 
 

Mayores, jóvenes o niños encuentran en las aguas de El Manantial de Caldelas unos beneficios en forma de tratamiento que les ahorran las continuas visitas que hacían a los servicios de urgencias de los hospitales, para recibir oxígeno, algunos con días de ingreso. Las estancias en el Balneario de Caldelas son para estas personas un auténtico placer que va acompañado del trato familiar y esa sensación de estar como "en familia". Así se sienten mejor.

El Balneario de Caldelas (Tui), creado en 1876, ha sobrevivido a los temporales del invierno a pesar de que por tres veces se inundó El Manantial, lo que requirió el achique del agua, limpieza y cloración, explica la directora Ana María Rodríguez Ruiz, expresando su agradecimiento a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil porque "por vez primera ha controlado perfectamente los niveles del río Miño en la apertura de compuertas, que ha sido constante y correcta", afirma. A estas alturas, ha dejado los percances atrás y ya atiende al segundo turno de agüistas de los más de mil que llegarán esta temporada al Balneario a través del programa del Imserso, además de otros que lo hacen de forma particular.

El coqueto establecimiento, además de mantener salas antiguas, vitrinas y objetos que recuerdan su esplendor en el siglo XIX y principios del XX, tiene clientela que se apunta a lo último: la presoterapia combinada con masajes y lipolaser. Pero los tratamientos para paliar dolencias respiratorias y reumáticas son los que tienen más fama y éxito.

Paco, de 77 años y su mujer Teresa, de 78, él de Aguiño (Ribeira), llevan 17 años seguidos acudiendo al tratamiento porque "nos hace mucho bien al cuerpo". Todos los que acudieron al tratamiento en El Manantial, querían contar su experiencia. Desde Palencia llegaron Carmen Gutiérrez Díez y Teófila Bahíllo Magdaleno, que son cuñadas. "Venimos desde hace 12 años y para nosotras estar aquí es un regalo, un relax. Nunca tuve vacaciones y estos son los mejores doce días del año para mí", cuenta Carmen.

Otra usuaria explica el caso de su marido que trabajaba con una cosechadora para cereales y tenía alergia al agua, provocándole picores por todo el cuerpo. "Eso le ha desaparecido aquí".

El testimonio de Estrella es similar al del resto "desde que empecé este tratamiento, no tengo que ir al Xeral a que me pongan oxígeno". José Manuel Nogueira relata su pasado reciente "estaba ingresado en el xeral dos y tres veces al año por asma bronquial. Desde que vengo aquí, ya hace siete años, nunca más me ha ocurrido". Leonor, de 83 años, padecía de bronquiectasia que desapareció con el tratamiento en el Balneario.

Numerosos niños con afecciones respiratorias siguen acudiendo a este lugar que les ahorra medicación y las múltiples visitas al servicio de urgencias.

 
Fin de semana

Termalismo con 131 años de solera en Tui

0 votos
 
 
 
3
 
5
 
 

Tui - Pontevedra

La ribera del Miño ofrece su riqueza termal en Caldelas de Tui. El Balneario comenzó su andadura en 1882 y hoy día  dispone de modernas instalaciones y tratamientos de última generación, sin perder su trato familiar

 

Aguas que hace mil años supieron hallar los romanos, a orillas del río Miño, para sanar. Esta es la leyenda que probablemente coincide con la realidad del termalismo, en auge, que ofrecen los manantiales de Caldelas de Tui y que utiliza el Balneario, creado en 1882, para diversos tratamientos que últimamente tienen como nuevos usuarios a pacientes infantiles del entorno.

El verano en Caldelas es un remanso de paz y bienestar que saben disfrutar los numerosos agüistas que llegan desde diversos puntos de España, dentro del programa del IMSERSO. La mayoría vuelven después por su propia cuenta, a la vista de los resultados de mejoría y la satisfacción por el trato familiar y personalizado que han recibido. La mayoría deciden sumarse a la gran familia del Balneario.

Su excelente ubicación facilita las salidas a Tui, a escasos kilómetros, a Vigo, Rías Baixas y Norte de Portugal.

Aguas hipertermales , clasificadas como sulfuradas, cluorado sódicas, radiactivas (la tercera más alta de Galicia) con aportación rica en nitrógeno y otros minerales, benefician los tratamientos de enfermedades respiratorias como el asma, bronquitis, alergias, sinusitis; y también del aparato locomotor, como el reuma, la artrosis, artritis. Son adecuadas para tratar la seborrea y psoriasis.

Los tratamientos se realizan mediante inhalaciones, aerosoles, duchas nasales, baño y chorro, baños de burbujas, masaje terapéutico, baño hidromasaje, lipoláser combinado con sauna y fisioterapia. El lipoláser reduce el volumen del cuerpo. Este efecto se consigue mediante electrodos con láser de diodo (frío) y un drenaje.

Los termalistas no desperdician el entorno que rodea al Balneario, con la ribera del Miño a un paso y paisajes bellísimos que se llevan como recuerdo.

 

Graduados en aguas termales

Mayo 09

Alumnos de Primaria de Tui realizan una visita educativa al Balneario de Caldelas

 

Sabían de antemano que las aguas de los manantiales de Caldelas salen a altas temperaturas, que alivian enfermedades y sobre la marcha fueron completando lo aprendido un mes antes en las aulas del colegio Público Número Uno de Tui sobre el Balneario de Caldelas. La curiosidad se materializó en una batería de preguntas que respondió la directora, remontándose a la fundación, en el año 1876, hasta la fecha, con plena actividad y sin crisis.

Una de las salas de tratamiento fue inmortalizada por los escolares E.G

 

EVA GONZÁLEZ - TUI No se cortaron a la hora de preguntar por qué olía tan raro el interior del Balneario de Caldelas, o a la hora de saber quiénes eran sus dueños, o cómo se descubre dónde está un manantial. Medio centenar de escolares de tercer y cuarto curso de Primaria del colegio público Número Uno de Tui fueron muy participativos en la jornada educativa de ayer sobre esta instalación, tras un mes de preparación, como explicó el director del centro escolar, José Casas.
Ana María Rodríguez Ruíz, directora del Balneario –que pertenece a la misma familia desde hace generaciones– les recibió en el salón principal, donde se conservan algunos de los "tesoros" de esta gran casa, como un espejo veneciano, antiguas alacenas, una mesa de billar... "Estuvimos trabajando en este proyecto, tanto sobre los tratamientos, como aguas medicinales y curativas", precisó José Casas.
La primera pregunta era inevitable: "¿Cómo se creó el balneario?". La respuesta, más extensa, vino a decir que hace cientos de años apareció una fuente en medio de una piedra al lado del río Miño. El agua era caliente y la gente la utilizó para regar, viendo que el maíz crecía mucho, debido al nitrógeno, como se supo mucho tiempo después. El fundador era secretario de un general del rey Alfonso XII, que inauguró la instalación en el año 1876. "Desde aquel año funcionó ininterrumpidamente, excepto durante la Guerra Civil", contó la directora. Precisó que ahora disponen de tres manantiales, uno de ellos detectado por el jefe de Minas de Pontevedra, mediante varillas, a unos 60 metros de profundidad. "Si es caliente gira la vara de una manera y si es fría, de otra", precisó hablando de este agua, que "huele a huevos podridos", por sus componentes, pero resulta ser la tercera con más alta radioactividad de Galicia. "Es como un jarabe, con una composición química distinta a la de otros balnearios", dice. Explicó que los principales tratamientos que se realizan son para la mejora de dolencias en vías respiratorias, y reumáticas. En el grupo de escolares pudieron dar fe de ello los niños Pablo y Javier. "Para nosotros los mocos son como natillas", bromeó Ana sobre el efecto de los tratamientos, en un año donde no han visto la crisis.


 

El balneario pasea sus reliquias

 

Una decena de piezas del centro de Caldelas se unen a la muestra de Tui

 
 
 
Una imagen antigua del balneario de Caldelas
 
 
 
Una imagen antigua del balneario de Caldelas // D.P.
 
 
 
 

Una decena de piezas históricas del Balneario de Caldelas se han incorporado a la muestra de la historia de los balnearios gallegos que se expone en Tui hasta el 18 de septiembre. Dos bañeras de mármol de 1887 y una de las antiguas duchas de hierro, podrán ser admiradas por los visitantes de la muestra abierta al público.

 
 

CLARA SÁNCHEZ - TUI Las aguas termales recorren cada esquina del territorio gallego. Desde Guitiriz a Caldelas y de Verín a Carballo, en Galicia existen más de dos decenas de estaciones termales en su mayoría con una longeva historia. Historia que comenzó hace más de tres siglos y que recoge la exposición itinerante que ha recalado en Tui, donde ya se ha inaugurado.
La muestra, que permanecerá en el municipio hasta el 18 de septiembre, ya ha recorrido las principales ciudades gallegas para dar a conocer la evolución de los establecimientos termales en Galicia a lo largo del tiempo. 
La exposición consta con una decena de piezas únicas cedidas por el Balneario de Caldelas y que sólo se podrán ver en la muestra tudense. Entre ellas dos bañeras de mármol de 1887 o una de las antiguas duchas de hierro que salen por primera vez del recinto termal. 
En la muestra también se exhiben varias escupideras, una antigua tinaja usada por los porteadores para llevar las aguas terapéuticas a las casas o uno de los primeros diseños de Castelao realizado para hacer publicidad directa de los balnearios gallegos.

Recuperar las fuentes

Y es que esta exhibición recoge la larga historia de los balnearios gallegos que se remonta al siglo XVIII, cuando las élites ilustradas comienzan a recuperar las ricas fuentes termales que existen en el territorio. Aguas que a su vez comienzan a ser estudiadas y recomendadas por los diferentes médicos hasta que a finales del siglo XIX el lujo y la variada oferta de ocio de dichos establecimientos atrae a los más acomodados clientes.
Por estas fechas llega también a Caldelas un empresario santanderino que en el año 1885 inicia la construcción del que hasta hoy ha sido el único balneario tudense. 
Sus aguas termales atrajeron hasta las orillas del Miño a millares de pacientes afectados de enfermedades respiratorias y dermatológicas. Un establecimiento que todavía hoy sigue en funcionamiento y de cuya historia se conservan numerosas piezas y documentos, alguna de las cuales se podrán ver en esta exposición que estará abierta al público en el Área Panorámica hasta mediados de septiembre.

 
 
 
 
 
 

Septiembre 2006

BAIXO MIÑO

TRATAMIENTO CON AGUAS TERMALES PARA NIÑOS
 

Días de colegio y balneario


 

 

Unos 40 pequeños pacientes iniciaron el "curso" en las instalaciones de Caldelas donde tratan sus dolencias respiratorias.

EVA GONZÁLEZ / TUI Cada año crece el número de pacientes de corta edad que acuden al Balneario de Caldelas siguiendo las recomendaciones de pediatras, alergólogos y otorrinos, a fin de tratar de una forma "no agresiva" (sin medicación, sobre todo sin corticoides) dolencias como el asma (intrínseca y de origen alérgico) y de vías altas (sinusitis y laringitis). La primera mejoría se advierte a partir de la primera sesión que consta de nueve días de tratamiento.
En septiembre llega el comienzo del colegio, etapa que estos pequeños combinan perfectamente con el Balneario. Martín Covelo Méndez, de dos años de edad, es uno de los pacientes más jóvenes . Él mismo, muy clarito, dijo como se llamaba y la edad que tenía, sentado en brazos de su madre, Cristina Méndez, cumpliendo al pie de la letra las instrucciones para inhalar. "Mientras realiza el tratamiento le explico cuentos y hacemos puzzles", cuenta Cristina, afirmando que su hijo mejora así de su asma infantil.
Su compañero de sala es Adrián Álvarez Alonso, de seis años y vecino de Vigo. "Me lo paso bien aquí y lo que más me gusta es el premio: el baño de burbujas final".
Xanon Gil Méndez, de 14 meses de edad, en brazos de su padre, Manolo Gil, esperaba su turno para tratar una rebelde bronquitis. Llegan a diario desde Ponteareas y cuenta el progenitor que "me lo tomo como un tiempo de disfrute con mi crío. Si en vez de 3 o 4 crisis, tiene solo una, lo damos por bien empleado", explica.
Laura Domínguez, de 9 años de edad, vecina de Vigo, leía un cómic de "Mortadelo y Filemón" mientras inhalaba. Sus padres Mayka y Miguel, esperaban fuera del recinto y asentían que "vale la pena el viaje diario para traer la niña al Balneario, porque el primer año de tratamiento pasó un invierno fabuloso", contaron, refiriéndose a las molestias que le ocasionan a su hija las vegetaciones.
Entre el grupo está también Sheila Almuster, de 18 años, vecina de Vigo y estudiante que inicia este año los estudios de Medicina. Con un libro de Miguel Delibes entre las manos, cuenta que "este es el tercer año de tratamiento y estoy mejor".
Habla el médico
El director médico del Balneario, Elías Festa, precisa que cada uno de los pacientes recibe "un tratamiento médico personalizado, protocolizado, con seguimiento e informe final que incluye evaluación, tratamiento aplicado y diagnóstico". Los métodos utilizados son inhalaciones, aerosoles y duchas nasales para "limpiar las vías respiratorias, estimular la maduración del sistema inmunitario y facilitar la permeabilidad de las mucosas".
El objetivo secundario es "que estos niños prescindan del uso de medicamentos, especialmente de corticoides", explica Festa.
La experiencia "nos lleva a tratar desde niños de meses, hasta mayores de 90 años, personalizando los tratamientos."
La mejoría que experimentan tras hora y media diaria de sesión, durante 9 días, es "que duermen mejor, descansan y no se despiertan por la noche. Además disminuye y se distancia la asistencia al servicio de Urgencias hospitalario". Recalca el facultativo que esa respuesta "es homogénea".
Lo más incómodo para los pequeños es la ducha nasal, "pero como premio reciben un baño de burbujas, con lo que están muy contentos". Además las terapeutas que les tratan tienen muchísima experiencia.

Contacto

Balneario de Caldelas

Baños 65
36721 Caldelas de tui

 

Puede contactarnos llamando al telefóno

 

986 62 90 05

 

o bien puede utilizar nuestro formulario.

Consulte nuestro catálogo de servicios

Balneario de Caldelas en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© balneariode caldelas Desarrolllo y diseño por Upitui